Moviendo la cola...

Nuestros peludos tienen muchas formas de comunicarse, sin embargo, la más destacada es el movimiento que hacen con su cola...

Johanna Gonzalez
12 de September de 2016

Ejercicio

El lenguaje de las emociones perrunas

Moviendo la cola...

Nuestros peludos tienen muchas formas de comunicarse, sin embargo, la más destacada es el movimiento que hacen con su cola, se ha comprobado, que con esta transmiten gran cantidad de información, fácilmente reconocible por sus colegas perrunos y con muchos mensajes para los humanos que lo rodean.

Y es que nuestros peludos no solo mueven el rabo cuando están felices, de hecho, un estudio realizado en la Universidad de Trento (Italia), demostró, que según la dirección para donde muevan la cola, estarían indicando diferentes emociones, que serían positivas si la cola apunta hacia la derecha, y negativas si lo hace hacia la izquierda. Todo esto ocurre, porque los perros al igual que los humanos, tienen cerebros organizados asimétricamente, eso quiere decir, que tanto el hemisferio derecho como el izquierdo cumplen funciones distintas entre sí, y juegan papeles diferentes a la hora de reaccionar en cada situación.

Esta investigación, fue publicada por el diario Current Biology, tras un estudio a 43 perros de diferentes razas y edades, a los que pusieron videos e imágenes digitalizadas, donde aparecían otros canes moviendo la cola en distintas direcciones. Durante el ejercicio, se analizaba el ritmo cardíaco y el comportamiento de cada perro observador, reconociendo, que estos reaccionaban de manera distinta dependiendo de hacia dónde los otros movían sus ostentosos rabos. Si veían movimientos de cola hacia la derecha, su respuesta era más relajada y su ritmo cardíaco más bajo, sugiriendo que su congénere estaba contento o tranquilo; pero si veían movimientos hacia la izquierda, su ritmo cardíaco aceleraba dando muestras de ansiedad, alzaban las orejas, resollaban, se encogían y mantenían los ojos bien abiertos, sugiriendo una respuesta negativa al estado de ánimo que demostraba su congénere, el cual generalmente estaba nervioso, estresado o tenía miedo.

El lenguaje de las emociones perrunas

Otras conclusiones de la investigación, mostraron que cuando los perros están felices, mantienen la cola en alto o la mueven hacia la derecha; si sienten indiferencia no mueven la cola y la mantienen en posición horizontal respecto al suelo; si esconden el rabo entre las patas, lo más posible es que tengan miedo o se estén sometiendo; cuando mueven su rabo cerca del suelo o hacia la izquierda, es porque están preocupados o se sienten inseguros y nerviosos; y no mueven el rabo cuando están solos, porque se trata de una herramienta de comunicación para darse a entender.

El resultado de estos estudios, nos demuestra, que los perros se observan entre si más de lo que hubiéramos imaginado, siendo capaces de determinar, cuan amistosos son los demás y cuál es su estado emocional. Además, nos enseña a conocer más a nuestros peludos, revelándonos con claridad sus emociones y sentimientos en momentos precisos de cada día. Sin embargo, para percibir correctamente este lenguaje, debemos estar muy atentos, ya que este movimiento a veces es muy rápido, lo que lo hace difícil de distinguir para el ojo humano. Lo que, si podrás notar con tan solo una mirada, es que él te quiere más que a nadie y de seguro, su cola se estará batiendo hacia el lado más feliz, cada vez que cruzas la puerta y estas de regreso a su lado.

Autor: Johanna Angélica Gonzalez Becerra (2016)

Información basada en materiales de investigación de la revista biomédica Cell Press, el Centro para la Mente/Ciencias del Cerebro de la Universidad de Trento, Italia, la guía de notas de súper cachorros y los autores:

  • "Dogs Know a Left - Sided Wag from a Right." ScienceDaily. ScienceDaily
  • Ravindran, Sandeep. "Left or Right Tail Wags Elicit Different Emotional Responses From Dogs." National Geographic. National Geographic Society
  • Sample, Ian. "Dogs Communicate Different Feelings with Right or Leftward Tail Wagging."Theguardian.com. Guardian News and Media