Manual para padres perrunos

¿Qué es el vínculo?

Es una forma de conexión emocional en la cual ...

Johanna Gonzalez
13 de December de 2016

Comportamiento

Establecer el vínculo con tu perrito

Establecer el vínculo con tu perrito

¿Qué es el vínculo?

Es una forma de conexión emocional en la cual se establecen jerarquías con nuestro perrito, mostrándole las razones por las que merecemos su confianza, respeto y obediencia.

A través del tiempo compartido y el trato que demos a nuestra mascota iremos enseñándole las reglas a seguir y nos ganaremos el papel de líder de su manada, esto será fundamental para que responda adecuadamente ante las estructuras que impongamos en casa y a lo largo de su vida. El vínculo será la base de todo lo que envuelve la relación con nuestro perrito, por ende, debemos considerarlo como el factor más importante en la misma y nutrirlo constantemente para que no desaparezca.

¿Cómo creamos un vínculo adecuado?

Lo primero que debemos entender es que nosotros somos los integrantes principales de la manada de nuestra mascota y que por tanto el deberá tomar un papel en ésta, ya sea de seguidor o de líder. De nosotros dependerá si dejamos que sea nuestro perro el que marque las reglas o le mostramos que somos quienes dictaminamos el orden de nuestra casa.

Lo segundo a tener en cuenta, es que, al traer un miembro de cuatro patas a nuestra casa, hemos pasado a ser una familia multiespecie, por lo cual se deben integrar normas y prioridades que tengan en cuenta nuestra mascota y la vida que llevaremos en común.

Lo tercero y más importante será cubrir sus necesidades antes de exigirle las nuestras, pues no podemos esperar nada de un perrito que no se saca al baño, no está sano, bien alimentado, o no recibe suficientes estímulos de amor, juego o compañía.

Los perritos desarrollan una serie de necesidades a la hora de vivir en manada, una de ellas muy importante es la jerarquía y organización, y es responsabilidad nuestra mantener el equilibrio de la misma, para ello debemos ocupar la posición de más rango dentro de ella. Eso no quiere decir que nos convirtamos en los malos de la historia, ni en los dueños de los castigos, por el contrario, ser líder es una posición de gran responsabilidad, en la que tendremos que guiar a nuestra mascota para que sea un ser mentalmente sano y equilibrado.

No debemos olvidar los paseos diarios y las rutinas en casa, que ayudan a crear ese lenguaje vinculante entre ambos. Siempre hay que tener claro que el perro es un animalito de rutinas, por lo tanto, debemos respetarlas y proporcionárselas, puede ser con los horarios de los paseos, con un ritual de comida, o integrando ejercicios de obediencia y conductas básicas.

Otra forma de vincularnos más con nuestro peludo es con trabajo y ejercicio diario, el trabajo en equipo y la permanencia con otras mascotas refuerza comportamientos de manada, permitiéndonos enseñarles que siempre hay un líder a quien seguir y respetar. Esto bien aprovechado fortalecerá nuestro vinculo y nos ayudará a resolver problemas y conductas más fácilmente, estimulando un lenguaje mutuo con el que podemos comunicarnos de manera más clara con nuestro hijo de cuatro patas.

Por último, es fundamental tener reglas claras y constantes en familia, es decir que cuando digamos no a algo referente a nuestro perrito, todos los humanos de la manada deben ser consecuentes. Como ejemplo diremos, que, si decides que tu perrito no se suba a un determinado lugar, ningún miembro del hogar debería permitírselo, pues perderá importancia la orden, el líder y sobre todo la estructura que estemos siguiendo.

Recordemos que siempre debemos trabajar y actuar con respeto y cariño hacia nuestro peludito teniendo claro que es uno más de la familia y necesita sentirse así.

Por: Angélica González
Gerente Waggo